TÍTULOS

KEVIN COSTNER, EL NUEVO ABUELO DEL CINE; EL THRILLER QUE PROTAGONIZARA SOBRE LA BUSQUEDA DE UN NIETO

KK

A los 65 años espera por el lanzamiento de la película “Let Him Go” para septiembre. Y a diferencia de tantos colegas de Hollywood, no disfraza su edad.

Llegó el momento en que Kevin Costner es el gran abuelo de la gran pantalla. El actor de Danza con lobos, El guardaespaldas y tantos éxitos de cine más, tiene 65 años y acepta con orgullo roles de adulto mayor. En una industria en la que tantas estrellas esconden su edad o la disfrazan, él hace bandera de sus años.

En septiembre de estrenará el filme Let Him Go, que protagoniza. La historia: tras la pérdida de su hijo, el ex-sheriff George Blackledge (Costner) y su mujer Margaret (Diane Lane) deciden abandonar su rancho de Montana para ir a rescatar a su joven nieto de las garras de una peligrosa familia que vive lejos de la ley en el estado de Dakota.

Cuando el hombre da con su nieto, descubre que esa familia no tiene ninguna intención de dejar ir a su nieto, por lo que George y Margaret no tienen otra opción que luchar quebrando algunos principios que creían inquebrantables.

El filme, escrito y dirigido por Thomas Bezucha, está basado en la novela homónima de Larry Watson. Completan el elenco: Jeffrey Donovan, Booboo Stewart, Lesley Manville, Kayli Carter, Will Brittain.

En la vida real, Costner tiene siete hijos, de distintas relaciones. Los herederos tienen entre 12 y 40 años

Las últimas noticias de Costner indican, además, que el actor escribe un drama policíaco para televisión llamado ISB, Investigative Services Branch. Cuando no se lo ve en alfombras rojas, ni en el cine ni entrevistas, trabaja duramente en su propia empresa, que nada tiene que ver con la actuación. En 1995 adquirió Ocean Therapy Solutions, una compañía que desarrolla centrifugadoras para separar el petróleo del agua.

Militante de la ecología, mucho antes de que existiera el movimiento Fridays For Future (viernes por el futuro, en español), liderado por la activista Greta Thunberg, Kevin se metió en un mundo complejo. Y nunca lo abandonó.

Su tarea no es nada menor. A través de la compañía, por ejemplo, regaló una centrifugadora a la provincia japonesa de Ishikawa para limpiar la marea negra que se produjo en la costa norte del país tras el naufragio de un viejo petrolero ruso en 1997.

Un rubro tan complejo le trajo sus dolores de cabeza: Kevin fue accionista de Ocean Therapy Solutions junto a Stephen Baldwin, hermano del actor Alec Baldwin. Éste último le hizo juicio. Demandó al protagonista de Robin Hood por, supuestamente, haberlo excluido de los beneficios de un contrato millonario que en 2010 firmó la empresa con la petrolera BP tras el desastre medioambiental en el Golfo de México.

El problema terminó después de diez días de juicio: un jurado de Nueva Orleans dictaminó que Costner no debía pagar a Baldwin los 13,5 millones de euros que le reclamaba.

¿Kevin político? Para muchos, el próximo paso suyo es ese. Suele pronunciarse en cuestiones que preocupan a su país, según sondeos tiene una alto índice de credibilidad y hasta se embandera en causas como el uso de armas (pide por una justa regulación).

De hecho, hay pruebas de su “coqueteo” con el poder. Muchos lo recuerdan jugando al golf con Ronald Reagan (desde los noventa apoyó a distintos candidatos demócratas, como a Barack Obama).

Comentários en Facebook