TÍTULOS

NuevoTren:San Salvador de Jujuy–La Quiaca

Un nuevo tren turístico se está preparando: Un ramal de pasajeros y carga que funcionó desde 1908 hasta los noventa. Están estudiando su adaptación a tren turístico para 2018. Recorrerá casi 300 kilómetros entre valles y montañas.

La Quebrada de Humahuaca, los paisajes de los valles y la Puna podrían ser admirados desde el tren nuevamente. Según publicó el Diario Clarín, el histórico ramal ferroviario que unía San Salvador de Jujuy con La Quiaca –en la línea fronteriza que Argentina comparte con Bolivia– podría volver a funcionar en el año 2018, cuando se rehabiliten los 92 kilómetros que separan las localidades de Volcán y Humahuaca. También están estudiando una segunda etapa, que incluiría el tramo Humahuaca y La Quiaca (de 160 km de longitud) y, una tercera etapa de 40 kilómetros desde San Salvador hasta Volcán, el Portal de la Quebrada de Humahuaca.

Hay un grupo de ingenieros y operarios del Noroeste y de Buenos Aires que se abocará a la reparación, acondicionamiento y puesta en valor de las estaciones Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Huacalera, Uquía y Humahuaca, además de las cabeceras San Salvador y La Quiaca. La traza totaliza 298 kilómetros de vías del histórico ferrocarril de trocha angosta que funcionó desde 1908 hasta los años 70. A su vez, el ramal que llegaba hasta la Puna y La Paz (Bolivia), partía desde Retiro, en la ciudad de Buenos Aires.

La iniciativa, impulsada por el gobierno de Jujuy, fue lanzada el martes en un acto encabezado por el ministro de Turismo, Gustavo Santos, y el mandatario provincial, Gerardo Morales, en la vieja estación de trenes de Volcán, donde comienza la Quebrada de Humahuaca y donde está previsto el inicio de las obras.

“El tren será un atractivo en sí mismo que va a engrandecer aún más la oferta turística que tiene Jujuy con su extraordinaria geografía “, aseguró Santos a Télam, y destacó que el proyecto abrirá, sobre todo, “oportunidades de arraigo para la gente que habita en cada pueblo del norte jujeño”.

En el marco de las inversiones que demandará la puesta en marcha del tren, el ministro afirmó que desde la cartera que preside se buscará dar a la provincia todo el apoyo posible en la búsqueda de financiamiento y comprometió el aporte, desde su ministerio, de 10 millones de pesos al momento de iniciarse las obras.

Esta iniciativa ferroviaria se une a otros importantes trabajos en materia turística que se planifican para Jujuy en conjunto con el Ministerio de Turismo nacional, como la transformación del aeropuerto provincial, la recuperación del casco histórico de San Salvador, trabajos sobre sobre la ruta 40 y un proyecto de integración internacional denominado “La puna sudamericana”, entre otros.

“Estamos ante una Argentina que vuelve a pensar en el desarrollo, en el arraigo y en la dignidad de su gente”, aseguró Santos, y por último valoró que “hay que seguir soñando, creyendo, porque finalmente la historia la construimos los que vivimos en cada uno de los pueblos”.

Morales remarcó que se pretende poner a funcionar un tren turístico “de primera”, y que en cada estación se levante una infraestructura donde puedan establecerse artesanos, productores y establecimientos gastronómicos, entre otros servicios para la comodidad de los visitantes, de tal manera que “les guste el lugar y decidan quedarse” más tiempo.

“Queremos que la gente tenga la posibilidad de hacer paradas en cada pueblo y visitar todos sus sitios turísticos sin mayores inconvenientes”, valoró, y aseguró que si bien es un “gran desafío” el tren se va a “recuperar o recuperar”.

Morales llamó al pueblo a ser parte de la concreción del proyecto ferroviario al afirmar que “tenemos que animarnos a hacer lo que hace 100 años hicieron cientos de jujeños que a pico y pala levantaron estas vías”, en referencia al circuito San Salvador-La Quiaca, inaugurado en 1908.

El proyecto comprende 298 kilómetros la capital jujeña y la ciudad fronteriza con Bolivia, que se pretende ejecutar a partir de marzo próximo, para poner en marcha primero el tren turístico, y luego aprovechar el tramo para el servicio del Belgrano Cargas, en pos del desarrollo productivo de la zona.

En una primera etapa, se rehabilitarán 92 kilómetros que van desde Volcán hasta Humahuaca, con trabajos de reparación y acondicionamiento integral de la vía, además de la puesta en funcionamiento de ocho estaciones, en el lapso de dos años, luego de un primer trabajo de logística del proyecto en general.

Los primeros poblados en conectarse a través del tren, que representan el grueso más importante de toda la traza y cuentan con innumerables circuitos turísticos, son Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Uquia, Huacalera y Humahuaca, que tendrán sus respectivas estaciones en algunos casos reconstruidas desde cero.

Los otros dos tramos de obras, se concretarán entre Humahuaca y la Quiaca y entre Volcán y San Salvador, y serán de unos 160 y 40 kilómetros respectivamente, y los últimos serán los más complicados de todo el trayecto, en desuso desde 1993.

Jujuy tendrá a su cargo el aporte de la mano de obra necesaria, mientras que los materiales como durmientes y rieles serán aportados desde la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado, según su presidente, Guillermo Fiad, quien también estuvo presente en el lanzamiento del proyecto.

Los trabajos de logística y de control serán concretados por una unidad ejecutora integrada por ingenieros y equipos jujeños, junto a especialistas de Salta y Buenos Aires.

A ello se sumará la colaboración de los colegios de Arquitectos y de ingenieros de Jujuy, con quienes se firmaron convenios de cooperación durante el acto de anoche.

El proyecto se enmarca también en uno más grande denominado el “Corredor de los Libertadores” que vincula Argentina, Bolivia y Perú, con unos 3.400 kilómetros de extensión, que es clave para la integración regional y en este país atraviesa Buenos Aires, Rosario, Tucumán y Jujuy. Escucha de Lunes a Viernes 06AM –

#PORTAL ARGENTINA POR #RADIOFLASH.

tren-internacional-1-265x155

Comentários en Facebook